La forma en que los clientes compran ha cambiado

En otros tiempos el cliente que quería un producto o servicio estaba dispuesto a ir a la tienda, buscar, y preguntar al dependiente todas sus dudas sobre el producto que deseaba adquirir. Finalmente comprarlo con la esperanza de que todo funcionara bien y que su dinero estaría bien invertido.

Hoy en día si el cliente tiene una duda lo que menos desea es recibir una llamada telefónica del representante de ventas. Hoy con la pandemia tampoco tiene entre sus planes ir a meterse a una tienda para recorrer los pasillos buscando el producto que necesita. La persona buscará en internet ya sea en una web, en un blog o en las redes sociales y resolverá sus dudas por si misma, comparará precios, verá videos y tutoriales, buscará cupones de descuento, buscará pruebas sociales y reseñas… y después de todo esto irá a la tienda a recoger el producto o solicitará un servicio de envío a domicilio.

Antes el cliente si tenía una duda sobre tu producto o servicios te buscaba por teléfono o email para resolver sus dudas, hoy en día el ciente si tiene una duda busca por si mismo resolverla visitando un sitio web, un blog o las redes sociales de la empresa que le interesa y en el momento que  le parece mejor de acuerdo a sus necesidad y agenda.